Apoyo académico, evaluación constante y contenido digital e impreso de vanguardia son los factores que ayudan a fortalecer de manera constante y oportuna el desarrollo del idioma en los estudiantes, lo que pueden certificar internacionalmente, dice Pablo Ugalde, coordinador de Richmond.

Un estudio elaborado por la startup chilena Poliglota plantea que solo el 2% de la población realmente domina el inglés. La cifra es baja si se considera que los colegios en Chile cuentan con programas de estudio que consideran la enseñanza de dicho idioma desde los niveles más básicos.

Las principales falencias que se detectan para un mayor aprendizaje del inglés es la posibilidad de exposición al idioma y, por ende, los estudiantes no pueden desarrollarlo de una manera oportuna, plantea Pablo Ugalde, coordinador de Richmond. 

A lo anterior se suma que muchos colegios no cuentan con herramientas de diagnóstico. “Por ello es muy importante medir y generar herramientas estandarizadas que permitan conocer los avances en el aprendizaje del inglés”, agrega el ejecutivo. 

Aquellos establecimientos que se están aventurando a desarrollar sus programas de estudio en inglés tienen un desafío extra. Y es que muchas veces cuentan con profesores de inglés, pero no de la especialidad de la asignatura, lo que hace complejo abordar la complejidad del aprendizaje desde otras áreas que no son necesariamente el inglés, dice.  


El papel de Richmond Solution

Por eso, no basta que los establecimientos educacionales consideren el segundo idioma, sino que la efectividad de su aprendizaje. Precisamente de eso se hace cargo Richmond Solution de Santillana. 

A través de analíticas de aprendizaje que proveen datos concretos sobre el trabajo del estudiante, este verdadero ecosistema digital entrega diversas métricas de evaluación del desempeño y métricas de actividad, lo que constituye una huella que entrega trazabilidad sobre el uso del sistema.  

Esta intervención integral de Richmond Solution contempla distintas etapas, iniciando con un diagnóstico institucional, de manera de levantar y saber las necesidades y características de los establecimientos y, al mismo tiempo, se realiza una evaluación diagnóstica a los alumnos, tanto al inicio como al final del proceso de aprendizaje según el nivel. Con este seguimiento y retroalimentación que entrega la evaluación constante se generan planes de acción y acompañamiento para profesores, permitiendo el mejoramiento continuo en las prácticas pedagógicas e identificando áreas de mejora. 

Las ventajas de un aprendizaje del inglés a temprana edad es que resulta más sencillo y efectivo para el estudiante. Por eso el coordinador de Richmond considera clave el sentido de oportunidad. 

“Las ventajas son múltiples, el mundo de hoy exige una lengua de comunicación internacional y, sin duda, esa lengua es el inglés. En el mundo profesional manejar un segundo idioma otorga ventajas comparativas y abre puertas”, concluye.

Tags

Destacados

Inclusiva es el proyecto de Santillana que busca colaborar con las comunidades educativas para que puedan alcanzar un impacto positivo en el bienestar emocional y en los resultados de estudiantes con Necesidades Educativas Especiales (NEE)

Comparte

en tus redes sociales

Facebook
LinkedIn
WhatsApp

Noticias Recomendadas

Cargando, espere un momento.