Una visión común sobre educación: representantes de Red de Colegios Santo Tomás de Aquino destacan acompañamiento de Santillana

Un taller sobre metodologías activas, dictado por la Embajadora Santillana Laura Lewin y al que asistieron 900 docentes y colaboradores de los 8 establecimientos que conforman la red, se sumó al trabajo colaborativo que ambas instituciones vienen desarrollando. 

“Hoy transmitir contenido no tiene el valor que tenía hace mucho tiempo atrás, simplemente porque el docente ya no es la única fuente del conocimiento”, bajo esa premisa de la experta en educación y embajadora Santillana, Laura Lewin, se desarrolló el taller sobre metodologías activas al que asistieron 900 docentes y colaboradores de la Red de Colegios Santo Tomás de Aquino. 

El conglomerado educacional posee 8 establecimientos y más de 10 mil estudiantes y, como muchas instituciones del rubro, ha evidenciado los efectos de la pandemia en los procesos de enseñanza aprendizaje.

“Lo que nos dejó la pandemia fue una brecha que estamos tratando de recuperar, pero no queremos hacerlo de una manera tradicional. Ya aprendimos que no podemos seguir haciendo siempre lo mismo”, comenta Ximena Cerda, Directora Académica de la Red de Colegios Santo Tomás de Aquino. 

Por eso, agrega, “Santillana es un aliado que encontramos en el camino y que nos ha ayudado a dar grandes pasos de recuperación. Lo que podríamos haber hecho solo ahora lo hacemos en corto plazo”. Todo ello con una misión común de educar a nuestros estudiantes, dice. 

El taller de Laura Lewin se enmarca precisamente en el trabajo colaborativo que la Red viene desarrollando hace tiempo con Santillana y que va más allá de las herramientas y contenidos al que pueden acceder como grupo de colegios, tiene que ver “con una visión de educación como vehículo para transformar a las personas”, explica Sandra Urrutia, Directora de la Red Educacional.  

Un cambio necesario

Este propósito transformador es el que ha llevado a mirar las metodologías activas como una oportunidad. 

“Nosotros como red educacional hemos incorporado la impronta del aprendizaje activo a través de entender que el estudiante no tiene techo, entonces si queremos potenciarlo en su máxima expresión debemos incorporar nuevas metodologías que lo potencien en todas esas dimensiones”, destaca Urrutia. 

Para Laura Lewin, miembro del programa Embajadores Santillana, adoptar las metodologías activas tiene que ver con una necesidad de los tiempos. Hoy “los chicos aprenden conversando entre ellos, investigando, con los celulares, con la tecnología; entonces tenemos que salir de ese concepto del docente parado delante del pizarrón transmitiendo contenido. Y ahí es donde nace, justamente, el aprendizaje activo, alumnos poniéndose ellos mismos al centro de la escena”.

Tags

Destacados

A fines de 2022 se estrenó la nueva Prueba de Acceso a la Educación Superior, lo cual representó todo…

Comparte

en tus redes sociales

Facebook
LinkedIn
WhatsApp

Noticias Recomendadas